* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

Los animales silvestres siguen recibiendo los impactos del comercio ilegal de especies. En esta oportunidad se trata de seis aves que fueron recuperadas por las autoridades ambientales en la capital del país.

Luego de ser rescatadas de varios sitios donde las tenían en cautiverio, las aves, entre las que se encuentran dos tucanes, un carpintero, dos paraulatas llaneras y un chamón, ingresaron al centro de fauna silvestre del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA).

 Le puede interesar: Tráfico de fauna: aves fueron salvadas de un trágico destino

Esta semana, las aves y una chinchilla fueron reubicadas en el Bioparque La Reserva, ubicado en el municipio de Cota (Cundinamarca), donde recibirán los cuidados necesarios para tener una mejor vida.

Luego de estar un tiempo en el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA), las seis aves fueron trasladadas al Bioparque La Reserva, ubicado en Cota. Foto: SDA

Sin embargo, ninguno de ellos podrá regresar a su hábitat natural porque perdieron sus características silvestres durante el tiempo que vivieron en cautiverio con los humanos. De liberarse, estos animales no sabrían cómo alimentarse correctamente o cómo defenderse.

Según datos de la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), en el segundo semestre de este año han sido recuperados e incautados 1.216 especímenes, de los cuales sólo 500 han vuelto a la libertad. 

“Las seis aves y la chinchilla, que es un animal exótico, iniciarán su proceso de rehabilitación en estas instalaciones del bioparque. A estos individuos los rescatamos del tráfico ilegal y de las personas que los tienen en cautiverio en sus hogares, cuando estos individuos deben estar en sus hábitats naturales”, aseguró Luisa Fernanda Moreno, subdirectora de Silvicultura, Flora y Fauna Silvestre de la SDA. 

Como perdieron sus características silvestres durante el tiempo que vivieron con humanos, estos animales no sabrían cómo alimentarse correctamente o cómo defenderse en libertad. Foto: SDA

Los expertos del Bioparque La Reserva, lugar que se dedica a crear conciencia alrededor de la conservación de especies, ayudarán a que estos animales tengan una mejor calidad de vida y bienestar por los años que les quedan, aunque sean en cautiverio. El sitio cuenta con ocho zonas que se asemejan a los diferentes ecosistemas colombianos, donde habitan más de 80 animales.

Le sugerimos: Recuperar poblaciones de ballenas, clave en lucha contra el cambio climático

La chinchilla, es un roedor que en algunas partes del mundo es considerado doméstico, como en Chile. Pero en Colombia es catalogado como una especie exótica, razón por la cual su distribución es ilegal. 

El Bioparque La Reserva estará encargado del proceso de rehabilitación de estos ejemplares. Foto: SDA

"Este roedor llegó hace dos años al centro temporal de fauna, luego de haber sido recuperado de forma voluntaria. Muchos de estos animales, víctimas de tráfico ilegal, vienen con procesos de antropización. Vemos especímenes con mutilaciones o cambios nutricionales y de comportamientos ocasionados por el cautiverio”, agregó Moreno.

Puede interesarle: 10 cosas que puede hacer desde su casa para cuidar el agua

Por su lado, Iván Lozano, director del Bioparque La Reserva, explicó lo que hacen en este lugar, “Recibimos animales, los rehabilitamos, les damos un lugar donde pueden vivir el resto de su vida con altos estándares de bienestar y, obviamente, apoyamos procesos lúdicos y educativos con los visitantes para buscar que el tráfico se acabe en nuestro país”, expuso.

En lo corrido del segundo semestre, han sido incautados o recuperados 1.216 animales silvestres. Foto: SDA

De igual forma, la Secretaría de Ambiente hizo un seguimiento de las especies que fueron trasladadas a las instalaciones del bioparque para corroborar que estén en buen estado.

Le recomendamos: Sembrarán más de 95.000 árboles para restaurar el Neusa

La reubicación de animales en zoológicos y bioparques es cada vez más común en el país. El aumento en la tenencia o tráfico ilegal de fauna silvestre dificulta el proceso de liberación de estas especies en sus hábitats naturales.

Este año el tráfico de animales ha aumentado frente a 2019. La pandemia, en lugar de disminuir este fenómeno, lo agudizó. Foto: SDA.

Estos sitios les dan una segunda oportunidad de vida a los animales víctimas del tráfico de fauna o que han estado durante mucho tiempo con humanos. Allí los rehabilitan y les dan una mejor calidad de vida. "Muchos de estos lugares incluso tienen programas de conservación ex situ, es decir fuera del hábitat de un animal, para lograr preservar las especies amenazadas", dijo la SDA.

La Secretaría de Ambiente aprovecha para recordar a denunciar casos de tráfico ilegal de extracción, comercialización o tenencia de fauna al 3174276828, 3188277733, 3183651787 y 3187125560.