Una nueva ciudad colombiana se sumó a la lista de ciudades árbol. Bogotá fue reconocida e incluida en la lista de del programa Tree Cities of the World de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Fundación Arbor Day.

De esta forma, la capital se suma a las 120 ciudades de 65 países que ostentan esta membresía y reafirma el trabajo realizado en materia de arbolado y mejoramiento de las coberturas verdes en un contexto global.

El mencionado programa evalúa anualmente las iniciativas y proyectos de las ciudades para garantizar la protección y cuidado de sus bosques y árboles urbanos, las acciones de recuperación, mantenimiento y gestión sostenible de sus coberturas vegetales.

Le recomendamos: ¿Por qué Barranquilla fue reconocida como Ciudad Árbol del Mundo?

Este reconocimiento se produce en un momento estratégico para la Capital del país, teniendo en cuenta el compromiso de la alcaldesa Claudia López de reverdecer a Bogotá con una meta de plantación de 802.000 árboles, entre otras acciones definidas en el Plan de Desarrollo “Un Nuevo Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del Siglo XXI”.

Desde la postulación hecha en febrero de 2020, en Bogotá se han plantado más de 53.000 árboles tanto en áreas rurales como urbanas, de especies aptas para los ecosistemas capitalinos; y más de 330.000 fueron objeto de mantenimiento, para garantizar sus buenas condiciones.


Los proyectos de arborización avanzan en la capital del país. Foto: Jardín Botánico de Bogotá

Nuevos compromisos

Según se dio a conocer, dentro de los compromisos que la ciudad adquiere tras este reconocimiento están el de generar estrategias que promuevan la participación de la sociedad civil en el cuidado y protección del arbolado de la ciudad.

En este aspecto, la capital avanza en la conformación de redes de cuidadores y cuidadoras del entorno ambiental y las jornadas denominadas Replantando Confianza, así como campañas sociales que permitan evidenciar la gestión silvicultural de la ciudad, el posicionamiento del Programa de Arborización de Bogotá y la participación incidente de la comunidad.

Le sugerimos: Bosques que sobreviven alrededor de Bogotá resguardan gran variedad de plantas

Es claro que los árboles urbanos generan un aporte importante a la sostenibilidad ambiental de las ciudades, como protector de la calidad del aire, regulador del microclima y como elemento para la disminución de la erosión y la conservación del recurso hídrico.

Los árboles son clave como reguladores del clima y de la calidad del aire en las ciudades. Foto: Jardín Botánico de Bogotá

De igual manera, los árboles brindan una importante contribución a la salud física y mental de las personas, a la estética del paisaje y a la valorización de los inmuebles, pues, según la propia FAO, las propiedades ubicadas en zonas aledañas a parques, áreas verdes y bosques son más apreciadas a la hora de elegir un espacio para comprar o alquilar.

De esta manera, Bogotá se suma a Barranquilla que también obtuvo este reconocimiento, siendo la segunda vez que la capital del Atlántico se mete en ese grupo de las ciudades más arborizadas del mundo. 

En la actualidad esta capital cuenta con bosques urbanos y, de acuerdo con lo señalado por el Distrito, en los últimos años se han sembrado 108.088 árboles y 335.924 metros cuadrados de paisajismo se han mejorado.