Luego de permanecer por un periodo cercano a nueve meses en rehabilitación por parte de personal especializado, un puma, dos osos palmeros y dos perezosos de dos dedos fueron reubicados en el Zoológico de Cali.

Los animales habían sido víctimas del tráfico ilegal de fauna silvestre y atropellamiento vial y fueron los veterinarios y médicos del Bioparque Los Ocarros, quienes se encargaron de recuperarlos y dejarlos en condiciones adecuadas para que pudieran ser trasladados a la capital del Valle, dado que no cuentan con las capacidades para regresar a su hábita natural y quedar libres.

Dos osos perezosos fueron rehabilitados en el Bioparque Los Ocarros. Foto: Cormacarena

Según dieron a conocer en la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), los animales fueron trasladados al mencionado zoológico con fines educativos y de conservación de las especies.

Los animales habían sido rescatados por la Corporación en diferentes municipios del departamentoy recibieron los cuidados necesarios hasta alcanzar su plena recuperación. 

Le recomendamos: No más muerte en las vías: pareja de zorros y su cría fue arrollada en Antioquia

De acuerdo al diagnóstico de los expertos, estos ejemplares no pueden ser liberados en su hábitat natural, debido a que, al haber sido retirados de su entorno natural, perdieron las capacidades y habilidades necesarias para sobrevivir por sí mismos.

Dos osos palmeros habitarán en el Zoológico de Cali. Foto: Cormacarena. 

Rescate de búhos

Por otro lado, también en el Valle del Cauca, gracias al aviso oportuno de una mujer en el corregimiento Vallejuelo de Zarzal, las autoridades ambientales lograron el rescate de dos polluelos de búho orejudo (Asio stygius). 

Según sus propias declaraciones, la mujer los encontró abandonados y los tuvo algunos días en su casa hasta que tomó la decisión de entregarlos a la autoridad ambiental.

Los animales fueron llevados por la Policía hasta la sede de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) en el municipio de La Unión, donde se les realizó la respectiva valoración médica y se les brindó alimento. Posteriormente, fueron llevados al Centro de Atención y Valoración (CAV) de fauna silvestre San Emigdio en Palmira.

Estos dos búhos fueron rescatados en el municipio de Zarzal. Foto: CVC

Aunque presentan buenas condiciones de salud, no pueden ser liberados porque aún son muy pequeños. Deberán permanecer un tiempo en el CAV mientras aprenden a defenderse por sí solos y puedan ser devueltos al medio natural. 

Le sugerimos: EN VIDEO: 90 pericos bronceados fueron rescatados de tráfico ilegal en Cesar

El búho orejudo tiene en su cabeza dos largos tufos de plumas negras que se confunden con orejas o cuernos, de allí su nombre común. Sus ojos son de color amarillo-anaranjados. Es una especie estrictamente nocturna que descansa durante el día posada en ramas, entre vegetación densa. Con relación a su estado de conservación, en el ámbito internacional es considerada como una especie de preocupación menor. 

Aunque lo ideal es dejarlos en el sitio para que sus padres los recuperen y retornen al nido, desde la CVC agradecieron a todas las personas comprometidas con el cuidado y la conservación de la fauna. Los animales de la vida silvestre no son mascotas y merecen vivir en libertad.