En Colombia se generan cerca de 12 millones de toneladas de basura al año, de las cuales se recicla en promedio un 16,5%. Cada día en el país se producen residuos por el orden de las 32.000 toneladas. En 2019, según datos de la Superintendencia de Servicios Públicos, la cifra total fue de 11,8 millones de toneladas.

En ese mismo periodo, el país consumió 1,4 millones de toneladas de plástico, de los cuales solo recicló el 20 %. Unas 770.000 toneladas corresponden a un uso corto, como empaques y envases. Y de esa cantidad, por lo menos 38.500 toneladas tienen que ver con elementos de un solo uso, como bolsas, platos, vasos y cubiertos desechables, además de pitillos.

Le sugerimos: El 78% de los hogares colombianos no recicla

El bajo nivel de reciclaje existente desde la fuente (casas, fábricas) genera constantemente crisis en los rellenos sanitarios por factores como la falta de espacio para disponer los residuos. El problema tiende a empeorar en los próximos cuatro años, pues se estima que 321 rellenos del país cumplirán su vida útil.

Por esta razón, el trabajo que realizan los recicladores es clave en este proceso. Hoy cuando se celebra el Día del Reciclador y el Reciclaje, Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, destaca la labor de estas personas que día y noche contribuyen con la protección del medioambiente y los procesos de economía circular.

La labor de reciclaje es determinante para volver al sistema productivo materiales que pueden tener un nuevo uso. Foto: Archivo Semana

De acuerdo con datos de este Ministerio, el volumen de residuos que los recicladores de oficio vienen gestionando para ser reincorporados en el ciclo productivo ha venido en aumento. En 2018, se reciclaron más de 970.000 toneladas, mientras que en 2019 la cifra se incrementó hasta un poco más de 1,4 millones de toneladas. 

Le recomendamos: Uso del plástico: el choque entre la salud y ambiente

“El reciclaje es un paso trascendental en la economía circular para evitar que los desechos que pueden ser reutilizados vayan a los rellenos sanitarios. Para que los recicladores, que son muy necesarios en nuestra sociedad ejerzan bien su labor, es fundamental que todos nosotros en nuestros hogares y empresas hagamos uso del código de colores para la clasificación de los residuos”, dijo Correa.

El Ministerio de Ambiente ha venido promoviendo la economía circular con miras a la protección del planeta: eliminar residuos y contaminación desde el diseño, mantener productos y materiales en uso, y regenerar sistemas naturales.

Según el código, en bolsas de color blanco deben depositarse residuos aprovechables limpios y secos, como plástico, vidrio, metales, papel y cartón; en negras, residuos no aprovechables como papel higiénico, servilletas, papeles y cartones contaminados con comida; papeles metalizados, los residuos covid-19 como tapabocas, guantes, entre otros y, por último, en las verdes, deben disponerse los residuos orgánicos aprovechables como restos de comida, corte de césped y poda de jardín.

Cumplimiento de objetivos de Desarrollo Sostenible

Por lo anterior, y entre otras razones, los recicladores contribuyen al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ellos son una parte muy importante de la cadena.

Los recicladores juegan un papel determinante en el aprovechamiento de residuos. Foto: Archivo Semana

“La Estrategia Nacional de Economía Circular y la Nueva Política para la Gestión de Residuos Sólidos fortalecen los instrumentos para el reciclaje, actividad que genera múltiples beneficios. En lo ambiental, contribuye a la disminución de la presión sobre la explotación de los recursos naturales; en lo social, genera ingresos para poblaciones vulnerables, y en lo económico, facilita que los sectores productivos desarrollen sus procesos a menores costos con beneficios en la competitividad”, explicó Carlos Eduardo Correa.

En Colombia, este año entró en vigencia la resolución 1407 de 2018 que apunta a que las compañías hagan la recuperación y aprovechamiento los envases y empaques con el fin de que sean incorporados nuevamente al ciclo productivo. Estos nuevos lineamientos que se le entregan a todos los productores a nivel nacional son de vital importancia debido al creciente volumen de residuos que cada año es generado en el país

Le puede interesar: Cinco pasos para que las empresas recojan y reutilicen envases y empaques

Las empresas trabajan en búsqueda de incrementar los niveles de aprovechamiento. Es el caso de la cadena Cruz Verde, que en su Centro de Distribución (CEDI) generó en los últimos dos años la recuperación de más del 80% de material que antes era considerado como desecho, recolectando más de 300 toneladas de icopor, cartón, plegadiza, papel archivo, plástico PET, madera, entre otros.

En alianza con la compañía Ciclos, encargada de medir el impacto y la huella ambiental, se reportó el incremento del 37% en la recuperación de estos materiales entre 2019 y 2020, recuperando 195.876 kilos en el último año. Al igual que para muchas otras empresas, los recicladores se han convertido en aliados estratégicos de esta organización.