Con el fin de favorecer la integridad del ecosistema, facilitando la canalización de inversión por parte del municipio de Aquitania y de Corpoboyacá en proyectos de restauración ecológica, investigación y fortalecimiento del turismo de naturaleza, se tomó la decisión de declarar la Isla de San Pedro del Lago de Tota como área protegida municipal. 

"Desde el Sistema Regional de Áreas Protegidas de Corpoboyacá reconocemos la importancia de fortalecer el Sistema Municipal de Áreas Protegidas de Aquitania, trabajando desde hace dos meses para que la isla de San Pedro se constituya como una área protegida de orden municipal, que permita generar procesos de zonificación de suelos, establecer la restauración ecológica y generar dinámicas asociadas al ecoturismo”, afirmó Herman Amaya, director de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá.

Le recomendamos: 7 municipios de Boyacá no consumirían agua del lago de Tota por exceso de plomo

El director de la entidad ambiental, dijo que el proósito es generar procesos de resturación que permitan retirar acacias, eucaliptos y pinos que otrora se sembraron en este lugar con el fin de generar nuevas coberturas vegetales que posibiliten en el mediano y largo plazo que la Isla se convierta en un Santuario de Flora y Fauna, que albergue enormes potenciales en materia de árboles, arbustos, insectos, aves y reptiles, entre muchas otras especies que tendrían cabida en el lugar.

Autoridades buscan que el Lago de Tota se fortalezca no solo regional, sino nacionalmente. Foto: Corpoboyacá 

Explicó que el objetivo ahora es establecer un plan de trabajo que permite identificar estrategias asociadas a usos de conservación, públicos y de desarrollo sostenible, para que la Isla de San Pedro se convierta en un lugar con un enorme potencial en biodiversidad.   

Siempra de 13.000 árboles

El director de la autoridad ambiental también acompañó el proceso final de siembra de 13.000 árboles, que durante varias jornadas se realizó junto con la comunidad en la cuenca del Lago de Tota, como parte de la estrategia Boyacá Reverdece para restaurar las coberturas nativas cercanas al ecosistema, a la cual se sumó Servientrega como parte de una compensación voluntaria. 

Entre las especies plantadas en el lugar se encuentran árboles pertenecientes a ecosistemas de bosque andino y altoandino como: roble, cedro negro, arrayan, mortiño, hayuelo, entre otros, que generan una producción de alimento para la avifauna.

En las últimas semanas comunidad y autoridades han unido esfuerzos en la simbra de árboles. Foto: Corpoboyacá

Los funcionarios también realizaron una visita de acompañamiento para revisar el avance de la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR), evidenciando un importante avance.

La jornada fue guiada por el alcalde de Aquitania, Héctor Orlando Barrera, quien dijo que continuarán trabajando con el acompañamiento de Corpoboyacá en el trabajo de protección y conservación de especies y por ello el objetivo es integrar a esta autoridad ambiental en las actividades que realiza la administración municipal con el fin de fortalecer esta área y consolidarla como un patrimonio natural no solo de los boyacenses sino de los colombianos.