Este lunes fueron liberadas 15 pacaranas (Dinomys branickii) en los bosques del hogar de paso de fauna silvestre Torre IV, de la Corporación Autónoma Regional de Caldas. Los animales hacen parte del proyecto de investigación para la conservación de esta especie liderado por la Sociedad Colombiana Etnobiología (SCE), en conjunto con Arasarí Conservación e Investigación (ACI). 

La investigación lleva 20 años y la autoridad ambiental se unió a ella en 2018 con el fin de dar continuidad a los estudios sobre esta especie de roedores, que es propia de la región Andina, con el aporte de algunos animales que fueron recuperados en decomisos y otros que nacieron en cautiverio. El objetivo de estos análisis se centran en profundizar en la biología de la especie, la historia natural, el manejo ex situ, y aspectos de nutrición y medicina de la conservación, entre otros. 

El proyecto, liderado por la doctora Karim Osbahr, es un referente institucional que ha logrado importantes avances en el conocimiento de la especie, además de unir organizaciones nacionales e internacionales que promueven la conservación de la fauna silvestre, consolidando a la Reserva Forestal Torre IV de Corpocaldas como un centro de interés para la conservación de la biodiversidad y la sostenibilidad ambiental.

Le recomendamos: EN VIDEO: El regreso a la libertad de dos flamencos rosados en La Guajira

Las 15 pacaranas estuvieron cerca de tres meses en etapa de preliberación siendo monitoreadas de forma permanentemente para evaluar su adaptación a espacios abiertos y fuentes nutricionales naturales. De acuerdo con las evaluaciones realizadas recientemente, los animales se encontraban listos para integrarse al medio natural, en el cual cuentan con 4.800 hectáreas de ecosistema.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Zoological Society for the Protection of Species and Populations (ZGAP), los zoológicos de Newquay, Chester, Poznan, Los Ángeles, el Tierpark Cottbus, y la ZooAG Bielefeld y el Centro Internacional de Investigación de la Pacarana establecido en Torre IV, lo que permite contar con recursos económicos destinados al desarrollo e implementación de proyectos de investigación interinstitucionales, cursos de capacitación y talleres de sensibilización dirigidos a profesionales y a la comunidad implicada en las labores de conservación de la especie.

La pacarana es también conocida como guagua loba. Foto: Corpocaldas

¿Qué son las pacaranas?

Son animales nocturnos que habitan en las laderas y los valles de bosques en la cordillera de los Andes. Estas especies son importantes para los ecosistema porque son esparsores de semillas y además sirven como alimento para grandes predadores.

En Colombia se encuentran en un estado de conservación vulnerable debido a  la deforestación, pérdida de su hábitat y la cacería. Habitan también en otros países como Venezuela, Ecuador, Perú, Brasil y Bolivia.

Le sugerimos: Huila y Bolívar recuperaron 800 animales silvestres este semestre

Son ejemplares que se alimentan principalmente de frutos, hojas y tallos de plantas. En cautiverio, las pacaranas son notablemente tranquilas, no agresivas y pacíficas.

Son solitarias o se les puede ver en parejas cuando se alimentan. Normalmente se sientan sobre sus patas traseras y mantienen la comida entre las delanteras.