Con el objetivo de continuar protegiendo al Caimán aguja (Crocodylus acutus), especie emblemática del Parque Nacional Natural Tayrona, Parques Nacionales Naturales, junto con la Universidad de Ibagué, la Corporación Natural SIG y el Texas Tech University,  iniciaron en el área protegida el proyecto de investigación “Ecología espacial del Caimán Aguja”.

Se trata de una iniciativa que está enmarcada en las líneas de investigación y monitoreo del Parque y pretende determinar la ecología espacial del Crocodylus acutus en el área protegida a través de la evaluación de los patrones de dispersión de la especie según la edad, sexo y temporada climática, así como también para establecer el ámbito de hogar del animal y, por último, para caracterizar el tipo de hábitat, preferencia y centro de actividad de la especie.

A los ejemplares de caimán aguja se le puso un dispositivo que permite monitorear su comportamiento. Foto: PNN

El proyecto que cuenta con el apoyo y financiación del CrocFest, organización para la conservación del medio ambiente, trabaja en la instalación de 21 transmisores en 21 caimanes aguja, los cuales permitirán determinar cómo esta especie se mueve dentro del Parque Tayrona.

Le recomendamos: Por satélite monitorean a caimán aguja liberado en la Ciénaga Grande

Una vez instalados los dispositivos tecnológicos, a estos animales se les hará seguimiento durante un año y medio. Así mismo, a mediados del mes de febrero, especialistas que integran el proyecto realizaron actividades de capacitación y manejo de equipos a los guardaparques que participan en la investigación. 

En peligro de extinción

El caimán aguja, por desgracia, es otra especie en peligro de extinción en el país. Es ampliamente distribuido en las aguas del Pacífico y Caribe y su nombre se debe a que está presente desde el sur de Estados Unidos hasta Perú. 

Un total de 21 animales serán analizados. Foto: PNN

Una de las características más importantes de este reptil es que se adapta fácilmente para resistir las migraciones oceánicas que solo las hacen los ejemplares adultos. Tienen glándulas sublinguales, especializadas y ubicadas bajo su lengua, que se encargan de expulsar el exceso de sal de su sangre hacia el exterior. De esta manera pueden vivir también en agua salada e incursionar en territorio oceánico.

Puede leer: ¿Mascotas? Rescatan tortugas, loros y una babilla en casa de Ubaté

Los caimanes alcanzan la edad subadulta cuando miden más de dos metros, siendo ese el momento donde sus órganos reproductivos se encuentran listos para la reproducción. Esta madurez sexual tarda entre 8 y 9 años.

El caimán aguja está catalogado en grado de amenaza a nivel mundial como vulnerable y en peligro a nivel nacional. También está en el Apéndice I de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de La Flora y La Fauna Silvestre (Cites).

Parques Nacionales continuará realizando junto a los diferentes aliados, proyectos de conservación que permitan avanzar en la protección y conservación de las especies de fauna y flora silvestres presentes en las áreas protegidas del Sistema.