La Serranía de Chiribiquete, La Paya, Tinigua y Serranía de la Macarena son los parques nacionales naturales en donde los deforestadores han centrado su actuar entre septiembre del 2020 y febrero de 2021. 

El más reciente reporte de Amazon Conservation así lo revela. El informe señala que existe un “arco de deforestación” al noroeste de la Amazonia colombiana, impactando numerosas áreas protegidas y reservas indígenas.

Le sugerimos: La Amazonia perdió el 8% del territorio en 18 años por causa de la deforestación

Destaca, además, que Tinigua y La Macarena siguen siendo los parques nacionales más impactados. No obstante, alerta por los nuevos frentes de tala que se vienen registrando en Chiribiquete y La Paya.


Deforestación entre septiembre de 2020 y febrero de 2021 en los Parques Nacionales de la Amazonia Colombiana. Datos: MAAP.

Según esa organización, Chiribiquete perdió más de 1.000 hectáreas en solo los últimos seis meses, en seis zonas distintas del parque. "Gran parte de esta deforestación parece estar asociada con la conversión de bosque primario a pasto para la ganadería ilegal", indicaron. 

Le puede interesar: Amazonia colombiana y el Darién, dos grandes focos de deforestación en el mundo

En las siguientes tres imágenes satelitales, tomadas en diferentes puntos (oeste y norte), se puede observar la magnitud del impacto de la motosierra en esta área reserva natural. (Imágenes de Planet / MAAP). 

Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, ya había advertido sobre la grave situación de deforestación que venía ocurriendo en Chiribiquete, luego de un sobrevuelo adelantado el pasado 11 de febrero. 

En ese momento indicó que al interior de esta reserva natural se venía dando un proceso de deforestación grande, especialmente en la zona norte. "Están afectando las áreas más sensibles porque son las zonas de conectividad con La Macarena", dijo. 

Lea también: EN VIDEO: más de 20 incendios simultáneos devoran la Amazonia colombiana

Resaltó que había lotes de aproximadamente 500 hectáreas y que a los lados se estaba abriendo más bosque.

Matt Finer, especialista senior de investigación en Amazon Conservation, publicó en sus redes sociales el pasado 17 de febrero un video realizado a partir de imágenes satelitales en el que se puede ver claramente la devastación forestal a la que ha sido sometido este parque, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, entre septiembre de 2020 y enero de 2021. 

Ante las denuncias, las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación adelantaron la semana pasada durante dos días en esta área protegida y sus alrededores varias intervenciones judiciales y operativas en esta área protegida y sus alrededores, lograron la captura de siete hombres en flagrancia, en los sectores conocidos como El Camuya, Ciudad Yarí y La Primavera. Además, se logró la incautación de motosierras, hierros de ganado, guadañas y otros elementos usados para la tala indiscriminada de bosque. 

En contexto: EN VIDEO: Adelantan ofensiva para frenar la deforestación en Chiribiquete

En los operativos también fueron inhabilitadas dos construcciones que habían sido levantadas en Chiribiquete. De acuerdo con las autoridades, al menos de 3.000 hectáreas de bosque fueron arrasadas al interior del parque y varias zonas aledañas que hacen parte del corredor de conectividad ecológica de este ecosistema. 

Los demás parques 

El reporte de Amazon Conservation señala que el Parque Nacional La Paya perdió más de 150 hectáreas en los últimos seis meses, especialmente en el sector noroeste.


Deforestación en el Parque Nacional La Paya, sector norte. Imagen: Planet /MAAP.

Entre tanto, el parque Tinigua habría perdido 5.100 hectáreas, mientras que en los resguardos indígenas de las comunidades Nukak-Maku y Llanos del Yari-Yaguara II fueron arrasadas cerca de 4.000 hectáreas de bosque primario.  

Desde la organización resaltaron que la temporada de incendios ha sido determinante para la devastación natural. 

El primer informe de esta organización, publicado a finales de enero de 2020, dio cuenta que más de 2 millones de hectáreas de bosque primario fueron arrasadas en los nueve países que comparten la Amazonia. Colombia, junto a Brasil, Bolivia y Perú fueron las naciones en donde más se concentró este flagelo, según el informe. 

Amazon Conservation destacó que en los últimos cuatro años, desde la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, han documentado la deforestación de 444.000 hectáreas de bosque primario en la Amazonia colombiana. 

Puede leer: Más de 70 carreteras ponen en jaque la biodiversidad de la Amazonia

Han transcurrido dos meses del año 2021 y todavía el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) no ha entregado las cifras oficiales sobre la deforestación ocurrida en 2020. Sin embargo, el reporte de alertas tempranas correspondiente al primer trimestre del año pasado, daba cuenta que entre enero y marzo de 2020, la Amazonia concentró 68,3 por ciento de las alertas tempranas de deforestación en el país, panorama que en el mismo periodo de 2019 fue de 57,7 por ciento.

La motosierra estuvo concentrada en ocho Parques Nacionales Naturales: Sierra de La Macarena (47,1 por ciento de las alertas tempranas en áreas protegidas), Tinigua (25,7 por ciento), Chiribiquete (7,2 por ciento), Sierra Nevada de Santa Marta (6,9 por ciento), La Paya (4,3 por ciento), Catatumbo- Barí (4,1 por ciento), Cordillera de los Picachos (1,4 por ciento) y Paramillo (1,2 por ciento).