Un nuevo defensor del medio ambiente fue víctima de la violencia que se ensaña contra quienes trabajan por proteger los recursos naturales en el país. En la mañana de este jueves, sicarios atentaron contra la vida de Javier Francisco Parra Cubillos, coordinador ambiental de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), causándole heridas que le ocasionaron la muerte.

Según informó la propia entidad ambiental, hombres que se movilizaban en una motocicleta lo atacaron con un arma de fuego cuando se disponía a montar en bicicleta. Su cuerpo recibió varios impactos de bala, dejándolo gravemente herido, lo que posteriormente produjo su deceso.

Le recomendamos: El acuerdo para proteger a los defensores ambientales sigue empantanado

La autoridad ambiental lamentó el fallecimiento de este hombre que llevaba más de 20 años protegiendo los recursos naturales en el Meta. Foto: Cormacarena

Parra Cubillos, que tenía entre otras, la misión de proteger a Caño Cristales, fue llevado rápidamente hacia el hospital de La Macarena para recibir primeros auxilios.

Sin embargo, la entidad ambiental confirmó que pese a los enormes esfuerzos del equipo médico de este municipio, Javier Francisco Parra, de 47 años, no resistió la gravedad de sus heridas y falleció.

´Pacho’ como era conocido por sus amigos y compañeros, llevaba más de 20 años laborando para Cormacarena en la defensa de Caño Cristales y los ecosistemas del municipio de La Macarena. En la actualidad se desempeñaba como coordinador de la Regional La Macarena de la entidad y lideraba procesos contra la deforestación en el sur del Meta.

Cormacarena en cabeza de su director, Andrés Felipe García Céspedes, lamentó profundamente la muerte de este hombre ejemplar y trabajador, que más que ser un funcionario se convirtió en un verdadero promotor y defensor acérrimo de los recursos naturales del departamento.

Al mismo tiempo, envió un mensaje de solidaridad y condolencia a su esposa, sus dos hijos y demás familiares que hoy lloran la partida de un gran ser humano.

“Cormacarena rechaza tajantemente toda acción violenta en contra sus funcionarios y hace un llamado a las autoridades para que adelanten las labores de investigación pertinentes que permitan la pronta captura de los responsables de este hecho cobarde, ruin y criminal”, señaló en un comunicado.

"Estos hechos no detendrán el trabajo de conservación que realizamos como corporación ambiental, para combatir la deforestación en el sur del Meta", resaltó la Corporación. 

Reciente ataque

Este hecho se presenta dos meses después de que otros tres colaboradores de la corporación, quienes se desplazaban desde la inspección La Julia, hacia la vereda El Divisó, en el municipio de Uribe del Meta, fueran abordados por sujetos armados que les hurtaron sus pertenencias y quemaron la camioneta en la que se movilizaban. En esta ocasión resultaron ilesos gracias a la acción de la Policía y el Ejército Nacional.

Esta es una afrenta contra el sistema nacional ambiental, es doloroso conocer este tipo de hechos que atentan contra los funcionarios y colaboradores de las Corporaciones, que defienden el ambiente y trabajan por el desarrollo sostenible del país. Rechazamos de manera contundente estos actos e invitamos a la comunidad, institucionalidad y entes de control a rodear y acompañar a las instituciones, como las CAR, que hacen presencia en el territorio, y son las entidades que más logros ambientales reportan al país, y que, como en este triste caso, a diario arriesgan su vida por proteger la naturaleza”, dijo Ramón Leal Leal, director de Asocars

Esto deja en evidencia que las CAR y los más de 4.000 funcionarios y colaboradores, no han interrumpido su labor como autoridad ambiental, durante la emergencia sanitaria que vivimos por la pandemia, informó Asocars.