Un llamado de alerta a las autoridades municipales y a los habitantes de la región, realiza la Corporacion Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), debido a la aparición de la especie Achatina fulica, comunmente conocida como caracol africano, pues a la fecha ya son cerca de 30 municipios los que registran su presecia, afectando a seis de las 14 regionales que conforman la jurisdicción.

Para la autoridad ambiental es necesario que las personas estén pendientes y tomen las medidas correspondientes, pues según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), este especímen se encuentra clasificado como una de las 100 especies invasoras más dañinas en el mundo.

Le recomendamos: Alarma por aumento de casos de caracol gigante africano en Cartagena

Los impactos generados por el caracol africano son múltiples. Es considerado una plaga de importancia agrícola ya que posee una dieta polífoga, lo que signifíca que no tiene preferencias sobre ningún cultivo en particular y es capaz de alimentarse de más de 200 especies vegetales.

El caracol africano es una especie invasora dañina para los ecosistemas y la salud. Foto: CAR

Luis Harold Gómez, biólogo de la CAR, manifestó que este animal provoca impactos negativos a la biodiversidad, ya que posee la capacidad de adaptarse de manera rápida a ambientes nuevos en donde se incorpora y de desplazar poblaciones de caracoles nativos, al competir por el mismo hábitat y alimento.

Según la autoridad ambiental, se trata de una especie que ocasiona graves daños en la salud humana, pues es huésped intermediario del nematodo Angiostrongylus Cantonensis, que produce la Meningo Encéfalitis humana, causante de problemas en el sistema nervioso con fuertes y persistentes dolores de cabeza.

De igual manera, provoca afección abdominal y puede desencadenar la perforación intestinal, peritonitis y hemorragia abdominal. Adicionalmente son propensos de adquirir parásitos, bacterias y hongos convirtiéndolo en vector potencial de microorganismos que afectan la salud de humanos, animales domésticos y ganado.

Los municipios que se encuentran en alerta son: La Mesa, Mesitas del Colegio, San Antonio de Tequendama, Apulo, Anapoima, Viotá, Tocaima, Girardot, Guataquí, Ricaurte, Agua de Dios, Nilo, Fusagasugá, Pandi, Villeta, Sasaima, Nocaima, Quebradanegra, La Vega, Útica, La Peña, Guaduas, Caparrapí, Puerto Salgar, San Juan de Rioseco y Topaipí.

El caracol africano ya hace presencia en 30 municipios de Cundinamarca. Foto: CAR

Le sugerimos: Intensifican controles contra el caracol africano en Quindío

Ante el posible incremento de la propagación del caracol africano en esta región del pais, la Corporación le hace un llamado a la comunidad para que reporte la presencia de esta especie en la dirección regional más cercana, adicional puso a disposición el Plan de Prevención, Control y Manejo (PPCM) de Caracol Gigante, elaborado para la jurisdicción, que puede ser consultado en la página web. www.car.gov.co o en el siguiente enlace: https://www.car.gov.co/uploads/files/5b9033f095d34.pdf

La autoridad ambiental realiza las siguientes recomendaciones: 

- No toque, ni manipule al caracol africano con las manos desprotegidas.
- Haga una adecuada disposición de los residuos orgánicos.
- Mantenga jardines, pastos y parques podados.
- No transporte ni comercialice estos animales.
- Lave con agua potable los alimentos que va a consumir.
- Enseñe a sus hijos los peligros de esta especie y cómo reconocerlos.
- Reporte su presencia ante la autoridad más cercana.