Las especies exóticas invasoras, es decir, aquellas plantas y animales no nativos que impactan negativamente en un ecosistema, se han constituido en la amenaza número uno para los sitios declarados como Patrimonio Mundial Natural, reconocidos como las áreas protegidas más importantes del planeta. 

Así lo señaló la Perspectiva 2 del Patrimonio Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), publicada en 2017.

Le sugerimos: ¡Peores que el avispón! Top de los animales que ya invadieron a Colombia

“Las plantas y animales exóticos invasores son una amenaza para los ecosistemas saludables de los que depende la diversidad de la vida en la Tierra y pueden dañar irreversiblemente muchos sitios emblemáticos del Patrimonio Mundial si no actuamos rápidamente”, indicó Bastian Bertzky, asesor de la UICN Mundial del programa de Patrimonio y coautor de la investigación. 

Desde su perspectiva "para proteger los sitios naturales de las invasoras, el monitoreo efectivo es crucial para rastrear la introducción y propagación de estas especies, y tomar las medidas necesarias".


El caracol gigante africano (Achatina Fúlica) es considerado como una amenaza no solo para la biodiversidad sino también para la salud pública, ya que consume 67 especies de plantas, 35 de ellas alimenticias, y puede adquirir parásitos, bacterias y hongos que ponen en riesgo a los humanos. Foto: Pixabay.

En el más reciente estudio publicado en Biodiversity and Conservationdenominado Invasiones biológicas en los sitios del Patrimonio Mundial: estado actual y marco de seguimiento y presentación de informes propuesto, se analiza el estado actual de las  especies exóticas invasoras en los sitios naturales del Patrimonio Mundial y cómo se gestionan en 241 de estas áreas protegidas, a partir de los informes de seguimiento de la UICN y la UNESCO y las evaluaciones de la Perspectiva del Patrimonio Mundial de la UICN.

Le recomendamos: Estas son 7 de las especies invasoras que más causan daño en América Latina

Según la investigación, estos informes y evaluaciones identificaron 290 especies exóticas invasoras diferentes presentes en un poco más de la mitad de los sitios del Patrimonio Mundial en todo el mundo. Sin embargo, los autores destacaron el hecho de que los informes sobre el estado de las invasiones biológicas en estas áreas, "a menudo eran irregulares o inconsistentes", razón por la cual, aunque algunos fueron muy informativos, "fueron difíciles de comparar porque no se siguió ningún método sistemático de notificación". 

Las ratas (Rattus spp.), los gatos (Felix catus), las cabras (Capra hircus) y la planta lantana común (Lantana camara ) fueron las especies exóticas invasoras más frecuentemente reportadas en general, así como la trucha arco iris, las hormigas argentinas y los ratones domésticos (Mus musculus) que también fueron mencionados comúnmente.


Las ratas se reproducen rápidamente y acaban con los recursos de otras especies endémicas de los sitios Patrimonio Mundial Natural por los que son consideras como una amenaza. Foto: AFP.  

No obstante, el documento destacaba que, si bien las especies exóticas invasoras se incluyeron como una amenaza para 119 de los 241 sitios del Patrimonio Mundial, la información sobre la gestión de estas especies no estaba disponible para el 40 por ciento de los sitios afectados. "Para aquellos en los que se disponía de información, los informes sobre el estado de las invasiones de especies a menudo eran inconsistentes y difíciles de comparar", destacaron los investigadores. 

"Es evidente que existe una necesidad de un sistema mejorado de seguimiento y notificación de las invasiones biológicas en los sitios del Patrimonio Mundial y, probablemente, lo mismo para otras áreas protegidas a nivel mundial", mencionaron. 

Le puede interesar: ¿Por qué científicos dicen que prohibir la caza de animales salvajes pone en peligro a esas especies?

Para abordar este problema, los autores desarrollaron un nuevo marco para monitorear y reportar especies exóticas invasoras en sitios del Patrimonio Mundial de manera sistemática. Esto generaría datos cuantificables, lo que ayudaría a identificar las prioridades de financiación y, en última instancia, aumentaría la protección de los sitios. 

Los autores probaron el nuevo marco en siete sitios del Patrimonio Mundial de diferentes regiones. Como resultado se obtuvo la identificación de más especies invasoras en la mayoría de los sitios, lo que demuestra que son una amenaza mayor de lo que se cree actualmente.


En Colombia una de las especies invasoras que mayor impacto genera en los ecosistemas es el hipopótamo, el cual fue introducido de África a Colombia en las décadas de los 80 y 90 por parte del extinto narcotraficante Pablo Escobar Gaviria. Foto: Pixabay.

En el Parque Nacional Serengeti de Tanzania, por ejemplo, la Perspectiva del Patrimonio Mundial de la UICN evaluó la amenaza de las especies exóticas invasoras como ‘datos deficientes‘, informando la presencia de cuatro de esas especies. Con el nuevo marco, se identificaron 23 especies exóticas invasoras y se evaluó el nivel de amenaza como alto. 

En el Parque Nacional de Doñana, en España, entre tanto, se identificaron 70 especies exóticas invasoras, frente a cinco reportadas anteriormente, tras utilizar el sistema creado por los científicos, lo que lleva el nivel de amenaza de bajo a alto.

En el atolón de coral de Aldabra en las Seychelles, por otro lado, el estudio encontró que el número de especies invasoras ha disminuido de siete a cinco, gracias a las exitosas medidas de erradicación. 

Lea también: Las seis plagas que acaban con los ecosistemas estratégicos de Boyacá

Otros sitios del Patrimonio Mundial donde se probó el marco incluyen las Islas Galápagos en Ecuador, el Parque Nacional Kakadu en Australia, el Parque Nacional Keoladeo en India y Vredefort Dome en Sudáfrica. 

Los expertos aseguraron que este nuevo marco también podría utilizarse más allá de los sitios del Patrimonio para otros tipos de áreas protegidas.

Desde la UICN explicaron, por su parte, que la Perspectiva del Patrimonio Mundial evalúa las ópticas de conservación de los sitios del Patrimonio Mundial Natural en función del estado de los valores por los que están inscritos, las amenazas a dichos valores y la eficacia de la protección y la gestión. Este es actualizado cada tres años, por lo que su próximo lanzamiento está previsto para finales de este 2020.

En Colombia para el año 2018 habían 229 especies de animales reportados como invasores en el Registro Global de Especies Introducidas e Invasoras (GRIIS) del Grupo de Especialistas en Especies Invasoras de la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). 

De esta lista, cuya curaduría taxonómica fue guiada por el Instituto Humboldt, hacen parte peces, anfibios, mamíferos y aves.