Hace más de un año, una habitante de la vereda El Carmelo, ubicada en Buenaventura, rescató a un cusumbo recién nacido de una jauría de perros. La mujer llevó al indefenso animal a su vivienda para que fuera su mascota, ignorando los daños que le podría ocasionar en el futuro.

El cusumbo creció y empezó a dar muestras de instintos silvestres. Varios miembros de la familia recibieron mordiscos por parte del mamífero, por lo cual la ciudadana decidió entregarlo voluntariamente a la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC).

Le puede interesar: EN VIDEO: Captan raro ejemplar de tigrillo negro en el Valle

El animal fue trasladado al centro de valoración y atención de fauna silvestre San Emigdio de la CVC, donde veterinarios y zootecnistas determinaron que está en buenas condiciones de salud. “Sin embargo, por ahora no podrá ser liberado en su hábitat natural porque está muy habituado a los humanos y es poco probable que sobreviva por sus propios medios”, dijo la entidad.

El cusumbo está muy acostumbrado a la presencia humana. Foto: CVC.

En el hogar de paso de la corporación, los especialistas harán su mayor esfuerzo para que el cusumbo adquiera los hábitos necesarios para sobrevivir por sí solo. “Este es un proceso que necesita tiempo y el cual se hará con gran dedicación. Retener animales silvestres puede causarles daños irremediables”.

Según la CVC, Nasua nasua, mejor conocido como cusumbo, pana o coatí, es un mamífero que habita desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Argentina. “Es diurno, nadador y trepador que domina los bosques secos y húmedos a la perfección, y el cual puede permanecer en las copas de los árboles o suelos”. 

Le puede interesar: EN VIDEO: Hombre paró el tráfico de una vía para salvar a un perezoso

Alcanza a medir hasta 70 centímetros de largo y pesar ocho kilogramos. “Los machos son solitarios y las hembras, junto a las crías, andan en grupos de hasta 30 individuos. Es una especie omnívora que se alimenta de frutos y animales como escarabajos, escorpiones, arañas, ciempiés, roedores, peces y serpientes”.

El objetivo de la CVC es que el cusumbo pueda regresar al bosque. Foto: CVC.  

La autoridad ambiental del Valle del Cauca informó que el cusumbo está caracterizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como una especie de preocupación menor, debido a la amplia distribución que tiene en el continente americano. 

“Sin embargo, las amenazas que afectan su densidad poblacional incluyen pérdida del hábitat por construcciones, atropellamientos en las carreteras, cacería por el consumo de su carne, así como el hecho de que en algunos lugares son utilizados como mascotas. Los depredadores del cusumbo, por lo general, son felinos como los jaguares y pumas”.

Le puede interesar: Niños del Valle del Cauca hacen huertas durante la cuarentena

La CVC expresó que el cusumbo es portador de varios patógenos que causan enfermedades en el ser humano, como leishmaniasis, enfermedad de Chagas, surra, esquistosomiasis, leptospirosis y las asociadas al Mycobacterium, como la tuberculosis y la lepra.

Le recordamos a todos los ciudadanos que no deben tener estos animales en los hogares ni usarlos para el consumo humano; ellos merecen vivir libres. Si se encuentra con alguno o lo rescata de una situación que atente contra su vida, por favor comuníquese con las autoridades ambientales”.